Carta de Simón Bolívar al Congreso General de Colombia
(1821)

Transcripción del autor del texto publicado por Giovanni Meza Dorta en Miranda y Bolívar, Dos Visiones, 2da edición, pp. 222-223, bid & co. editor, Caracas; 2007.

Excelentísimo Señor:

Cuando en el año 12 la traición del Comandante de La Guaira, coronel Manuel María Casas, puso en posesión del General Monteverde aquella plaza con todos los jefes y oficiales que pretendían evacuarla, no pude evitar la infausta suerte de ser presentado a un tirano, porque mis compañeros de armas no se atrevieron a acompañarme a castigar aquel traidor, o vender caramente nuestras vidas. Yo fui presentado a Monteverde por un hombre tan generoso como yo era desgraciado. Con este discurso me presentó D. Francisco Iturbe al vencedor: aquí está el Comandante de Puerto Cabello, el Sr. D. Simon Bolívar, por quien he ofrecido mi garantía: si a él toca alguna pena, yo la sufro: mi vida está por la suya. ¿A un hombre tan magnánimo puedo yo olvidar? ¿Y sin ingratitud podrá Colombia castigarlo?

D. Francisco Iturbe ha emigrado por punto de honor, no por enemigo de la Revolución, y aun cuando fuera, él ha contribuido a librarla de sus opresores, sirviendo a la humanidad, y cumpliendo con sus propios sentimientos, no de otro modo. Colombia en prohijar hombre como Iturbe, llena su seno de hombres singulares.

Si los bienes de Don Francisco Iturbe, se han de confiscar, yo ofrezco los míos como él ofreció su vida por la mía; y si el Congreso Soberano quiere hacerle gracia, son mis bienes los que la reciben; soy yo el agraciado.

Suplico a V.E. se sirva elevar esta representación al Congreso General de Colombia, para que se digne resolver lo que tenga por conveniente.

Trujillo, Agosto 26 de 1821. Exmo. Señor
Simón Bolívar

Exmo. Sor. Presidente del Congreso General de Colombia